martes, 4 de mayo de 2010

CAPÍTULO DOS: SÓLO QUEDAN 9


El viaje era agotador y sabían que sólo sobrevivirían los más astutos. Llevaban meses huyendo y todavía no habían pasado la primera etapa.

Los hechiceros debían llegar al medio del Desierto Yapitu para enfrentar a Tariana, una luchadora de Ruperto. Ella tiene el poder de hipnotizar a todo aquel que la mira a los ojos, entonces, les roba la voluntad y los convierte en esclavos.

Llegan al Desierto Yapitu y luchan con Tariana. Ella es hermosa y un cabo hechicero no puede evitar mirarla y queda hipnotizado. Los otros nueve magos intentan deshipnotizarlo y no lo consiguen. El hechizo sólo perderá su efecto si vencen a Tariana.

Tariana ordena al cabo que mate a sus compañeros y este obedece como un zombie.

Los hechiceros utilizan el conjuro: “CONGELATUS MONTINUS” y por treinta minutos consiguen congelar al cabo, si en ese tiempo no logran vencer a Tariana, el cabo permanecerá congelado hasta vencer al General Ruperto.

Luchan y finalmente Tariana cae mortalmente herida.

Intentan descongelar al cabo con el conjuro: “TRONQUETE – PUÑETE”, pero habían pasado los treinta minutos y fracasan. Deciden entonces ocultarlo en el interior de una cueva, para rescatarlo ni bien caiga Ruperto.

Así, los nueve hechiceros emprenden una larga y silenciosa marcha hacia la Montaña de los Sentimientos. La noche los sorprende a mitad de camino y, como estaban verdaderamente agotados, acuerdan detenerse hasta el amanecer. Encendieron el fuego, armaron una precaria tienda y se acostaron a dormir. Los esperaba un día muy complicado.

Ir Arriba